La Universidad de Oxford, Inglaterra, divulgó este martes un estudio científico en el que indican que el fármaco conocido como Dexametasona podría ayudar a los pacientes de covid-19 que sean considerados como enfermos de alto riesgo. En una rueda de prensa realizada este martes, los científicos involucrados en este estudio esperanzador informaron que tratar a estos pacientes con dosis bajas de la medicina podría disminuir en un tercio las muertes de aquellas personas enchufadas a ventiladores mecánicos.

La investigación denominada Recovery Trial es la más grande que se ha realizado en Reino Unido sobre la pandemia y es un ensayo clínico que busca posibles tratamientos para esta enfermedad respiratoria. Cabe destacar que estas conclusiones son preliminares, aun se buscan más datos sobre los beneficios de esta droga, pero un experto califica este estudio como un avance en la lucha mundial contra esta enfermedad. “Ese es un resultado que estadísticamente es muy significativo”, dijo Martin Landray, investigador jefe adjunto del juicio y profesor de la Universidad de Oxford.

Los investigadores aseguran que ese fármaco pudo haber salvado al menos a 5.000 personas en Inglaterra si se hubiese empezado a usar desde que arrancó la pandemia. Además resaltan que al tener un costo tan bajo podría beneficiar a países pobres que tengan altos índices de contagiados en delicado estado de salud.

“Hay un claro beneficio. El tratamiento consta de diez días de Dexametasona y cuesta unas 5 libras (5,5 euros/6,2 dólares) por paciente. Así que esencialmente cuesta 35 libras (38 euros/43 dólares) salvar una vida. Es un fármaco que está disponible en todo el globo”, indica el profesor de la universidad con respecto al costo del tratamiento.

2.100 pacientes fueron tratados en este experimento. En él se les proporcionáron 6 mg una vez al día durante 10 días a estas personas mediante inyección o vía oral. “En esta etapa, no encontramos efectos adversos claros al hacer esto. Reconozcamos que hay una especie de dos mensajes aquí. En las personas que necesitaban oxígeno o ventilación, claramente funciona, y los beneficios son mayores para quienes usan ventiladores. Para las personas en el hospital con covid que no requieren oxígeno, por lo que sus pulmones funcionan moderadamente bien, en realidad no hay ningún beneficio”, dijo Landray este martes.