El comandante del Ejército colombiano, general Eduardo Zapateiro, informó este viernes a los medios de comunicación que el sargento Juan Carlos Díaz, que comandaba el grupo al que pertenecían los siete soldados que violaron a una menor de la etnia indígena embera, ha sido retirado de su cargo.

El principal motivo por el cual se efectúa el retiro del sargento es que, a pesar de haber denunciado el aberrante acto de los 7 militares, no impidió la violación en grupo. “Tal responsabilidad es mayor, máxime cuando era el comandante directo de la unidad a la que pertenecían los implicados. Denunciar es una obligación, pero prevenir (…) era su responsabilidad particular”, informó el general Zapateiro.

Sin embargo, esta medida no ha caído bien en algunos sectores del país, más que todo en la política. La senadora Aída Avella, jefa del partido Unión Patriótica criticó la decisión,”se deduce que (quienes estén enterados de los abusos) deben callar ante semejante delito para continuar”.

El general Zapateiro indicó en la rueda de prensa virtual que realizó junto con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo: No seré laxo en mis decisiones. Soy consciente y me conozco como oficial, como soldado, y he dado las órdenes claras a todo el Ejército y quien siga cometiendo este tipo de errores no voy a tolerar que siga en la fuerza”.