Este martes 8 médicos de la unidad de urgencias de la clínica Materno infantil Adela de Char en Soledad renunciaron a sus puestos de trabajo luego de que ayer se conociera que fue amenazado el médico internista José Julián Buelvas Díaz por ejercer su labor.

Sobre este tema se pronunció el secretario de Salud del municipio, Luis Fábregas: “Ellos renunciaron a raíz de las amenazas del  médico José Buelvas” ; el funcionario aprovechó para hacer un llamado a los especialistas y al Gobierno nacional.

No abandonen sus puestos de trabajo”, solicitó Fábregas a los expertos de la salud y pidió al presidente Duque la militarización del municipio. Agregó que en este territorio los médicos sufren improperios y son víctimas de las noticias falsas que circulan, sobre todo en redes sociales.