Foto Suministrada: CNN EN ESPAÑOL.
Rafael Correa pidió este martes el adelanto de elecciones en Ecuador, sumido en graves protestas que encabezan los indígenas tras el alza del precio de los combustibles, y negó las acusaciones del gobierno que lo involucran en un intento golpista.
En un video publicado en redes sociales, el exmandatario (2007-2017) respondió a los señalamientos en el marco de la mayor agitación social que vive el país en más de una década y que tiene en jaque al gobierno de su exaliado Lenín Moreno.
“Aquí no hay golpismo. Los conflictos en democracia se resuelven en las urnas y es precisamente lo que pedimos: (…) adelantar elecciones en caso de grave conmoción social, como la que estamos viviendo”, dijo.