La Procuraduría General de la Nación suspendió este martes por 3 meses al alcalde de Repelón, Eduardo Polo Mendoza. El motivo de la suspensión se da por presunta falsedad ideológica en documento público.

Esta presunta falta del dirigente municipal se debe a que en marzo de 2020 habría declarado calamidad pública en el municipio y suscribiera la suma de $1.232.910.905 para mitigar daños y afectaciones por la temporada de lluvia y daños producidos por el arroyo Bartolo, sector de Villacarolina, de la citada población, sin que existieran motivos suficientes para ello.

Razón por la que la Procuraduría Provincial de Barranquilla hace investigaciones para determinar si es correcto o no su presunto actuar.

Además, el Ministerio Público observó que en el Boletín de Predicción Climática y Recomendación Sectorial del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) se indicara que para febrero, marzo y abril podría haber en la región estados de humedad secos, y que también habría una disminución en las lluvias entre el 10 y 20% para la época de la declaratoria de la calamidad.