Mediante una rueda de prensa, el director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, indicó que el covid-19 se encuentra en Latinoamérica en “una fase intensa, con una tendencia preocupante a un continuado aumento de casos”.

El experto indicó que la enfermedad aun no llega al pico de contagios y que, por ende, todavía faltaría convivir con ella más tiempo: “Desgraciadamente no se ha llegado en la región a niveles bajos de transmisiones que permitan decir que se ha llegado al pico de la enfermedad“.

Ryan continuó aconsejando a los Gobiernos del continente. Instó a los dirigentes a mantener canales de comunicación para un mejor manejo de la pandemia y añadió que el virus “explota la situación en sistemas de salud débiles”.

Finalmente, la OMS expresó a través de María Van Kerkhove, jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, que la situación se podría agravar en zonas de Sudamérica que están entrando en meses fríos por el invierno austral. Esto podría confundir a los expertos que siguen el avance de la enfermedad debido a la temporada de gripe. “Podría haber casos en los que se confundan la gripe y el Covid-19, dificultando el seguimiento de la enfermedad”, expresó Kerkhove.

El virus llegó tarde a la región latinoamericana, pero esto no ha significado un golpe menos doloroso en el caso de las muertes y contagios; de hecho, Brasil es el epicentro en el cono sur del continente y el segundo país más afectado a nivel mundial con 1,19 millones de casos positivos y 53.895 decesos.