Gracias a la ley 2027 del 24 de julio, los infractores de normas de tránsito podrán obtener una rebaja del 50 % del monto que les fue impuesto como primera medida; además, podrán obtener la condonación del 100 % de intereses sobre la deuda. No obstante, estos beneficios solo funcionarán para aquellos a quienes la autoridad de tránsito les haya impuesto la multa hasta el 31 de mayo de 2020.

Lo anterior dicho por la directora del Instituto de Tránsito del Atlántico, Susana Cadavid.

“De acuerdo con lo establecido en la Ley 2027, las personas que tengan multas se les ofrecen las siguientes opciones: si las multas son impuestas hasta el 31 de mayo de 2020, los deudores podrán acogerse sin necesidad de asistir a un curso pedagógico de tránsito, al descuento del 50 por ciento del total de su deuda, y del 100 por ciento de los intereses de la misma. Quienes suscriban acuerdos de pago dentro del término previsto en la norma tendrán un plazo de hasta un año, contados a partir de la fecha de suscripción del acuerdo de pago para pagar”, informó Cadavid.

La ley también beneficiará a aquellos que tengan vehículos inmovilizados. La directora del Tránsito explicó que para que el organismo permita la salida del automotor, el propietario, poseedor o tenedor del mismo deberá presentar un paz y salvo por concepto de multas o haber firmado un acuerdo de pago que se encuentre vigente.

Sin embargo, quienes incumplan en alguna de las cuotas pactadas perderán el beneficio de la amnistía. La ley empezará a regir desde su promulgación hasta el 31 de diciembre de 2020.