Este jueves el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, informó que los 7 militares que se vieron implicados en la violación en grupo de una niña de 13 años de la etnia embera chamí, en Risaralda, aceptaron los cargos de los que se les acusaba.

“La Fiscalía produjo en menos de 72 horas un resultado contundente contra un hecho doloroso. Hoy la Fiscalía les imputó cargos a siete soldados regulares que prestan su servicio obligatorio en el Batallón de Alta Montaña de Génova, Quindío, y que estaban en apoyo operacional en el Batallón de Artillería en la ciudad de Pereira”, dijo el fiscal Barbosa en una rueda de prensa donde indicó lo sucedido.

A 6 de los ex-militares les fue imputado el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado como autores y al otro como cómplice de estos.

Barbosa declaró también: “Me repugna como Fiscal, colombiano, padre de familia y como hombre los hechos que ocurrieron en Risaralda”. Además, el fiscal indicó que estos sujetos se pueden enfrentar a una pena de entre 16 y 30 años.

Finalmente, el funcionario explicó a la población colombiana: “Le quiero decir a los ciudadanos, a los padres de familia y a la ciudadanía que el fiscal general está en los territorios. No está confinado y sus funcionarios están en las calles trabajando para la gente”

Por otro lado, en videos publicados en redes sociales se aprecia cómo los acusados bajan de un camión para dirigirse a los despachos de la Fiscalía para ser judicializados.