Hechos ocurridos en el municipio de Garzón, en Huila, tienen indignada a la población de ese territorio. Una menor de 4 años fue violada y golpeada por un sujeto identificado como Sebastián Mieles Betín, de 27 años.

Según el informe publicado por la Fiscalía General, los hechos ocurrieron el pasado lunes, el documento dice que se constató que la niña “fue víctima de violencia sexual y violencia física extremas, razón por la cual se encuentra en estado de coma y con pronóstico reservado dadas las múltiples lesiones que recibió en sus partes íntimas y en el resto del cuerpo, cabeza, cara, tórax y abdomen“.

Los padres de la menor se percataron que ella no estaba en su vivienda el pasado 29 de junio, por lo que la búsqueda inició. Junto a un río fue encontrada una sandalia y un celular como pistas principales y posteriormente la pequeña fue hallada a orillas de una quebrada conocida como Caguancito. El informe continúa diciendo que la niña fue encontrada “en medio de dos piedras y semidesnuda”.

Junto a ella fue encontrado Mieles Betín, quien fue capturado por la Policía. El detenido fue acusado por la Fiscalía por los delitos de tentativa de feminicidio agravado en concurso con acceso carnal violento agravado, pero no se allanó a los cargos.

El sujeto puede enfrentar una pena de hasta 30 años de cárcel.