Manchester City sí podrá jugar en la Champions League el próximo año. Esta decisión fue tomada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés), luego de que este organismo revocara la sanción que había colocado al equipo de Pep Guardiola el pasado 14 de febrero por haber ido en contra de la normativa de licencias de la UEFA y del ‘fair play’ financiero.

Además, el City había recibido una sanción económica de 30 millones de euros; luego de esta decisión del TAS, el equipo solo deberá pagar 10 millones. “El Manchester City ha contravenido el artículo 56 de las regulaciones sobre licencias de clubes y sobre fair play financiero. El Manchester City tendrá que pagar una multa de 10 millones de euros a la UEFA en 30 días”, indica el tribunal.

El TAS indicó que muchas de las sanciones en que habría incurrido el Manchester City no pudieron demostrarse o habían prescrito.

El club se manifestó luego de esta valiosa medida que les permite jugar la próxima versión de la Champions League al clasificarse directamente por ser el segundo mejor equipo de la Premier League; además, también podrá jugar la versión 2022 si llega a asegurar un puesto.”El Manchester City quiere manifestar su satisfacción con la resolución que valida la posición del club y las pruebas que fueron presentadas”, indica un comunicado publicado por el club.

“El club quiere agradecer al TAS y a los miembros del tribunal por su diligencia durante todo este procedimiento”, continúa el escrito del equipo inglés.