Nairo Quintana aprovechó el segundo día de descanso de la Vuelta a España para salir a rodar un poco y enfrentar a las preguntas sobre su rendimiento en la carrera.
Como siempre fue frentero, no se quedó con nada y hasta habló del problema que lo aqueja y que le impidió luchar por el título.
“Todo iba bien. Gané la etapa, luego Alejandro Valverde se impuso en la otra y fuimos líderes hasta la contrarreloj individual”, dijo el ciclista boyacense. “Después de esta etapa, pues no nos fue bien. El cansancio se comenzó a sentir y hace cuatro días me llegó un resfriado que no me dejó cumplir mis metas de estar más arriba”, declaró.
Quintana advirtió que ahora el objetivo será ayudarle a Alejandro Valverde, quien es segundo en la clasificación general, que domina Primoz Roglic.