Una funeraria de Valledupar tuvo que ser sellada por la secretaría de Salud de la ciudad porque en el lugar se encontraban realizando varias personas la velación de un cadáver fallecido por covid-19. Este acto fúnebre se realizó pasando alto que el Gobierno Nacional ha prohibido que se lleven a cabo las velaciones de cadáveres debido a que existe alto riesgo de contagio.

La medida establecida por el Gobierno y por el ministerio de Salud establece que se debe cremar el cadáver una vez se sepa que la causa de su deceso fue por covid-19; sin embargo, si los hornos tienen poca capacidad o no los hay en el territorio del difunto, se procederá a realizar el entierro del cuerpo, sin velación, para evitar posibles contagios.

Sobre el censurado acto, se pronunció la secretaria de Salud de Valledupar, Lina de Armas:“Acudimos a una denuncia ciudadana de una funeraria de la ciudad donde se encontraba un cuerpo Covid-19 positivo en situación de velación, lo cual está prohibido por protocolos de bioseguridad. Hicimos el sellamiento respectivo por violar medida sanitaria, desde la Secretaría Local de Salud seguiremos haciendo este tipo de acciones porque no podemos permitir que se irrespete la normativa y poner en riesgo la salud de los habitantes de Valledupar”,