Foto: Archivo particular
Un insólito hecho de hurto se registró en el cementerio de Santo Tomas, Atlántico.
El suceso ocurrió el pasado domingo a las 5:30 de la tarde, cuando unos presuntos delincuentes profanaron bobeda de un fallecido, con  el fin de hurtarle una cadena de oro.
Según familiares, los hombres que  habrían estado en el velorio se percataron que la victima tenia el objeto en su cuerpo, minutos después de sepultado, procedieron a a su bobeda para sustraerla, pero no lograron el objetivo ya que sus parientes retiraron dicha joya, antes de inhumar el cadáver.
El difunto fue nuevamente sepultado, mientras que el hecho es investigado por las autoridades del municipio.