Luego de que la tragedia ocurrida el pasado 6 de julio en el corregimiento de Tasajera, Magdalena, se cobrara la vida de más de 40 personas, los fantasmas de la terrible explosión aún rondan por la vía en que se presentó el suceso.

Este miércoles, varios familiares de los fallecidos se tomaron la carretera para exigir que se les entregaran los cuerpos de sus seres queridos. Esto se debe a que ha habido demoras en la entrega de los cuerpos; en parte porque el daño por las quemaduras en los cadáveres ha sido tanto que ha complicado el proceso de identificación.

El bloqueo duró 2 horas y se pudo descongestionar la vía finalmente a la 1:10 de la tarde luego de que las autoridades persuadieran a los manifestantes.