Duván Aldana, adolescente de 15 años, perdió su vida en la tarde de este viernes en un desalojo que dirigía el ESMAD en Soacha, Cundinamarca, en varios predios que estaban siendo invadidos por personas sin casa. El operativo se realizó en medio de la cuarentena nacional, a sabiendas que están prohibidos este tipo de operativos por el delicado momento que atraviesan las familias colombianas vulnerables gracias a la pandemia del covid-19.

A través de videos que circulan en redes sociales se ve cómo varios habitantes de la invasión movilizan el cuerpo sin vida del joven que, presuntamente recibió un disparo en su garganta, lo que finalmente habría cegado su vida.

El hecho fue denunciado por la abogada Martha Peralta Epieyú, presidenta nacional del Movimiento MAIS. De inmediato miles de usuarios indignados con el actuar de esta fuerza pública reaccionaron y pidieron justicia por la muerte de Duván.

El partido FARC y el senador Gustavo Petro también fueron algunas de las voces de peso que se unieron a la indignada protesta en redes.

Por el momento, ni el presidente Duque, la gobernación de Cundinamarca o ministerio de Defensa se han pronunciado sobre el polémico actuar del ESMAD que hoy pone nuevamente a este cuerpo en el ojo del huracán.