La Organización Panamericana de la Salud, OPS, filial de la Organización Mundial de la Salud, OMS, informa en el número de mayo de la Revista Panamericana de la Salud Pública que en Latinoamérica la fuerza médica, especificamente la enfermería, es débil; y esto se ha dejado ver gracias a la pandemia actual del coronavirus.

El escrito, redactado en forma de carta, informa que gracias a la pandemia ha quedado “al descubierto la vulnerabilidad de los sistemas de salud, así como el déficit de profesionales de enfermería para enfrentar la situación desde la primera línea de atención”.

La revista informa también que el músculo médico es más delgado en América al compararse con el del resto del mundo. El continente americano tiene un total de 8,4 millones de enfermeros y enfermeras, representantes del 56 por ciento del total de la fuerza laboral médica, este número a nivel global asciende a 59 %. El escrito continúa diciendo que solo un tercera parte de los 28 millones de enfermeros trabajan en América y que así mismo de esta cifra, un aproximado de 8.4 millones, el 24 % tiene 55 años o más.

Para los redactores del texto es necesario “ampliar el número de profesionales, distribuirlos mejor al interior de cada país, aumentar la presencia masculina en la profesión e invertir en la formación con calidad así como el empleo de profesionales con formación avanzada en los países de la región de las Américas”.

Otro tema mencionado y que ha quedado desnudo en Colombia trata sobre los elementos de protección personal que padecen los enfermeros y la violencia a la que han sido sometidos este tipo de profesionales. “En algunos países se han quedado sin los suficientes y adecuados equipos de protección personal; estamos expuestas al riesgo de contagio, a turnos extenuantes sin el debido descanso, por falta de personal para su reemplazo; en ocasiones, expuestas a violencia de parte de la población, por miedo y falta de conocimientos; a estar separadas de la familia, para evitar la diseminación de la pandemia y a un sostenido estrés laboral”, sostiene Olivia Sanhueza Alvarado, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Enfermería (ALADEFE), a SciDev.Net.

Finalmente, la asesora regional de enfermería y técnicos de salud de la OPS/OMS y una de las autoras del escrito, Silvia Cassiani, informa que “sin enfermeros no hay cuidados de la salud” e indica que los sistemas de salud de Latinoamérica necesitan “disponer de profesionales en un número adecuado y bajo condiciones de trabajo dignas, tales como tener un ambiente adecuado de trabajo para el ejercicio profesional, prevención de alteraciones de la salud mental y ocupacional de los profesionales, sueldos que incluyan una protección social, oportunidades de ascenso, entre otras”.