Luego de los sonados errores de esta semana en que se ha visto envuelta la clínica El Prado, la Secretaría Distrital de Salud indicó que va a llevar a cabo una averiguación preliminar jurídica que establezca quiénes son las personas involucradas en las equivocaciones al momento de entregar cuerpos de personas a fallecidas a familias que no eran las suyas.

Las sanciones a las que se vería expuesta la institución médica serían amonestación, multas sucesivas hasta por la suma equivalente a 10.000 salarios diarios mínimos legales, suspensión o cancelación del registro y/o cierre temporal o definitivo de los servicios respectivos.

Sobre el tema se refirió el secretario de Salud Distrital, Humberto Mendoza: “Se ha iniciado el auto de averiguación preliminar con miras a establecer procesos sancionatorios pertinentes”.