Funcionarios de la Alcaldía de Barranquilla iniciaron este martes el aislamiento del Centro de la ciudad. Se dividió el lugar en dos sectores, Paseo Bolívar y Barranqullita y se dio inició a un nuevo aislamiento en la capital del Atlántico.

El cerco durará los próximos 15 días y abarcará desde la calle 30 hasta la 8, entre carreras 44 y 38. Obviamente esto restringirá el ingreso a aquellos comerciantes que tengan carros de mula, bicicoches y vendedores estacionarios, afectando sus ingresos.

Sin embargo, hay salvavidas y beneficios para que estas personas no sientan un golpe tan fuerte en su frágil economía. “Para que puedan sobrevivir esos 15 días se les dará unos bonos redimibles”, explicó el gerente del Centro, Angelo Cianci.

Para estos bonos se censó a las personas que trabajan de manera informal en el centro. Con esta medida Alcaldía de Barranquilla espera que los índices de contagios disminuyan notablemente en la ciudad.