En videos publicados en redes sociales el médico internista intensivista José Julián Buelvas Díaz denuncia las amenazas contra su vida que recibió este lunes. Con lágrimas en sus ojos y voz quebrada se lo ve al profesional de la salud, que trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Materno Infantil Adela de Char, municipio de Soledad mientras carga una corona de flores, típica para adornar ataúdes.

José Julián informa en el video que recibió dos coronas fúnebres este lunes, una en su lugar de trabajo y otra al momento de llegar a su casa, esto lo asustó y obligó a realizar esta denuncia pública. El principal motivo de estas amenazas corresponde a que, según un panfleto que fue enviado junto con las amenazantes flores, el galeno habría actuado negligentemente al “dejar morir” a una paciente con covid-19.

El panfleto indica también que José Julián Buelvas tiene 1 día para renunciar a su trabajo en el recinto médico. “Le doy 24 horas a partir de este momento para que renuncie a la clínica Adela de Char, si no lo hace me va a dar usted el placer enorme de matarlo bajo cualquier medio”, sentencia la persona que redactó el documento.

A estas acusaciones respondió entre lágrimas el profesional: “Es imposible que dejemos morir a la gente. Nosotros fuimos formados para salvar gente”.

“Esto es un pedido de auxilio y de ayuda al Gobierno nacional por mí, por mis compañeros y por todos los médicos de este país”, solicita el médico José Julián.

Sobre esta acusación los alcaldes de Barranquilla y Soledad trinaron: