Viviana Vargas Vives, hija del fallecido ex-congresista Jaime Vargas Suárez, denunció el pasado lunes 6 de julio que hace 30 años fue víctima de abuso sexual por parte de un allegado a la familia y que, según palabras de Viviana, el abusador era miembro del exclusivo Country Club de Barranquilla. Este jueves se une a la búsqueda de la justicia por el aberrante acto el abogado Miguel Ángel del Río Malo.

El penalista especializado en Ciencias Penales y Criminología es reconocido además por destapar parte del aún vigente escándalo de la ‘Ñeñepolítica’, en el que se ha visto envuelto el presidente Iván Duque por una supuesta compra de votos, y de ganarle recientemente una tutela al senador Álvaro Uribe Vélez por la serie web ‘Matarife’.

Miguel Ángel del Río publicó en su cuenta de Twitter elogios para Viviana Vargas, indicando que es “una mujer valiente” debido a que “después de 30 años denuncia a su agresor”. El jurista indica que el caso no ha prescrito, es decir, no ha sido archivado y aún se puede pedir justicia por este presunto abuso.

“Llevo años soñando con este momento. Mas de 25 años con este secreto penetrándome el alma. Coartando mi espíritu, opacándole el color a mi vida (…) tenía apenas seis años cuando fui violada por primera vez. No sabía que eso era lo que estaba pasando cuando me sucedió…Era un hombre tan cercano a mi familia que lo veía mas que a mi propio padre. No era mi familiar pero durante muchos años frecuentaba mi casa casi a diario. Tenía el afecto y la confianza de todos en mi casa. Estaba presente en todas las celebraciones, navidades, cumpleaños. Lo vi casi todos los días durante muchos muchos años. Era niña y lo adoraba”, es parte del escrito publicado en las redes de Viviana donde confiesa que fue víctima de abuso.