Sao Paulo, epicentro de la pandemia del covid-19 en Brasil, reabrió este lunes los sectores de los bares y las estéticas. Esta es la tercera etapa de la desescalada que vive la ciudad más poblada del vecino país como medida para reactivar la economía.

Luego de 100 días de cierre, los bares y centros de belleza de la ciudad que ya contabiliza 7.600 muertes y 281.000 contagios, reabren sus puertas al público y se unen a comercios de calle y los centros comerciales.

No obstante, esta reapertura funcionará con restricciones de horarios y medidas de bioseguridad individuales. Bruno Covas, alcalde de Sao Paulo indicó que esta reapertura no debe confundirse con el fin de la pandemia y realizó un llamado a la cautela con esta reactivación.

Se espera que en esta tercera fase de la desescalada de Sao Paulo se reabran en las próximas semanas los sectores de los gimnasios, teatros, cines y salas de espectáculos.