Este jueves 11 de junio el Gaula Militar de Antioquia, apoyado por el Ejército Nacional, capturó a Edison Alejandro Rivera Hernández, patrullero de la Policía Antinarcóticos, debido a que, según la información brindada por la Fiscalía General de la Nación, el agente había pedido a una comerciante de Medellín la cifra de 1.000 millones de pesos para no judicializarla por el supuesto delito de tráfico de estupefacientes. 

La víctima colocó una denuncia en contra de Rivera Hernández, en esta asegura que el policía le había dicho que tenía las pruebas suficientes para iniciar también en su contra un proceso de extinción de dominio a varios bienes que la mujer había adquirido supuestamente de manera ilegal.

El patrullero fue cobijado con la medida de aseguramiento intramuros por el delito de concusión, pero no se allanó a los cargos.